La Dinámica de la Clase

Una combinación de Hatha Yoga, Yoga Dinámico y trazas de Iyengar enriquecen las clases.

El Yoga Profundo según yo lo concibo es un viaje de reencuentro con la mejor versión de ti mismo. Sano, alegre, vital, tranquilo y Sabio. El Yoga abarca, sanea y cultiva todos los aspectos de la personalidad humana. La práctica regular genera el mejor de los beneficios en este sentido.

Durante hora y media nos desconectamos de nuestros quehaceres comenzando con un “aterrizaje” con forma de paseo sensitivo para tomar conciencia del cuerpo, generar la mejor actitud y disfrutar de la práctica. A continuación, una serie de ejercicios dinámicos (Saludo al Sol, Saludo a la Luna, etc.) nos sirven para calentar el cuerpo, mover progresivamente la musculatura y dinamizar el sistema circulatorio antes de las ásanas o posturas de yoga. El movimiento fluido y armónico de estos ejercicios generará una respiración cada vez más dinámica y profunda, oxigenando la sangre, los tejidos.

A través de las posturas masajeamos las diferentes áreas del cuerpo con flexiones hacia adelante, extensiones, torsiones espinales, posturas de equilibrio. Cada ásana genera un beneficio muy concreto a nivel de órganos y tejidos, pero la práctica en conjunto equilibra el cuerpo energético facilitando una experiencia de bienestar, armonía emocional y mental. Las posturas se adaptan al alumno, nunca, al contrario, NUNCA FORZAMOS NADA, APRENDEMOS A DISFRUTAR.

Suele llevar un tiempo desarrollar la sensibilidad para reconocer los propios límites en la práctica, también aprendemos eso. Los ejercicios de pranayama (respiración consciente) son una de las excelencias de la práctica, su efecto es rotundo y contundente, esa es mi experiencia. Nadi Sodhana (respiración alterna) calma y equilibra el aliento y en consecuencia la actividad de los hemisferios cerebrales. Su beneficio más sutil es la purificación del cuerpo energético.

Hemos creado las condiciones para descansar cuerpo y mente por dentro y por fuera, así la clase concluye con una detallada y extensa relajación, durante la cual mente y cuerpo se unen en una experiencia de Paz muy bella; la Meditación Natural.

Siendo tan extenso el saber del Yoga Profundo, enriquecemos esta estructura general de las clases alternando con mantras, mudras, filosofía, psicología,…etc.

La esencia de estas prácticas las vemos en el Curso Esencial de Yoga.

Ven, te invitamos a probar.

Te lo contamos personalmente en este vídeo.

 

HORARIOS Y PRECIOS

HORARIOS Septiembre 2017

Lunes 20h, Miércoles 20,30h, Jueves 9,30, Sábados 10,30h.

HORARIOS Octubre (abrimos todos los grupos)

 

Clases de hora y media (1) Previa inscripción . Cursos consulta la agenda * 20% dto. en bonos de 10 clases. ** 40€ si ya has abonado alguna mensualidad. NUEVO BONO LIBRE: 10 clases en horario libre durante 4 meses 125€

15% dto. sólo para las clases semanales: PARADOS trayendo justificante del INEM.  Estudiantes y miembros de la misma familia, conviviendo bajo el mismo techo.

Ven a probar una clase. Te invitamos!


El esencia del yoga profundo

Es una forma de poner el acento en la dimensión espiritual de esta ciencia de vida,…De la Vida. Sirviéndonos del vasto conocimiento, técnicas y prácticas, buscamos el acercamiento a la calma, comprensión y sabiduría que nos permita hacer de la vida un viaje de placer elegantemente gestionado. Por eso en el Yoga Profundo nos servimos de:

Asanas. Las posturas de yoga aportan beneficios en todos los niveles de la personalidad humana. El trabajo exquisito sobre la columna vertebral con flexiones, extensiones, movimientos laterales o inclinaciones, torsiones, e inversiones, estimulan el buen funcionamiento del sistema esquelético, muscular, inmunitario, nervioso y endocrino, vivificando así toda la geografía corporal. El desarrollo de la fortaleza y la flexibilidad son también beneficios primarios, pero es la sensibilidad del practicante y la apertura a la calma y equilibrio mental, lo que da un valor profundo a la práctica de las posturas de yoga.

Pranayama. Equilibrio vital a través de la respiración. El conocimiento del mecanismo y musculatura pulmonar, genera el aumento de la capacidad respiratoria. Como consecuencia se incrementa la vitalidad al subir los niveles de oxígeno en sangre. Respirar es vivir, así como respiras, vives. La respiración marca el ritmo en la ejecución de las posturas y nos guía hacia la calma mental. La respiración conecta al cuerpo con la mente. Es el vehículo de la atención. Es lo primero que hacemos al nacer y lo último al desencarnar. Es quizás, el aspecto más importante del Yoga Profundo, está presente en todos los aspectos de la existencia humana.

Relajación. ¡Que grata experiencia! Una forma de refrescar, descansar y recargar, tan necesario en nuestros días. Imprescindible recuperar la capacidad de ralentizar todos los sistemas, especialmente a través de la relajación mental, y conectar, saborear la relajación espiritual, ¿por qué no?

Meditación. Son varios los textos clásicos de referencia que dejan claro que la meditación (en cualquiera de las formas que puedas imaginar) es la práctica por excelencia. En el Hatha Yoga Pradipika y en los Raja Yoga Sutras de Patanjali se prescriben posturas, relajación y respiración para crear el estado naturalmente meditativo. Se trata de desarrollar la atención hasta unos niveles tan exquisitos que el meditador se adentra al ilimitado mundo de conocimiento interior. Desde esa consciencia testigo se produce la purificación de los contenidos psíquicos, el brotar del conocimiento intuitivo, la creatividad, la autoestima y la comprensión de la naturaleza real del ser humano.

Mantras. El canto de mantras (kirtan) o su mera repetición (Japa) es una forma de sintonizar con las fuerzas del universo que también residen en nuestro interior. El mantra es una “llave” que detona la fuerza interior, la paz y armonía, el amor. Los 50 sonidos del alfabeto sanscrito resuenan en nuestro cuerpo sutil. El sentimiento, una de las tres fuerzas humanas (voluntad y deseo de comprensión las otras dos), se desarrolla, eleva y sublima.

Mudras. Al igual que los mantras nos permiten canalizar las fuerzas internas, detonarlas. El cuidado gesto con las manos, sintoniza a modo de antena, con la fuerza universal. Filosofía. El estudio y reflexión de quienes recorrieron este camino, es muy útil para reconocer los “señuelos espirituales” en él. Es realmente inspirador embeberse de los antiquísimos textos que explican y nos aclaran. Salud Natural. Como cuidar el cuerpo y en especial el sistema digestivo y la dieta para mantener el “vehículo” fuerte y radiante, en este viaje de placer.

La dimensión espiritual del ser humano. Comprender e integrar en nuestras vidas la dimensión espiritual de la existencia, nos predispone a tener una visión infinita del alma. Comprender para que hemos nacido y el sentido de las experiencias vitales que nos toca vivir. Es el Arte de la Vida. Todos estos aspectos y otros menores forman parte de nuestras Clases Semanales, Jornadas, Retiros y Vacaciones de Yoga. ¡Ven a sentir!